b2ap3_thumbnail_business-163464_640.jpgLos blogueros que tomen esta senda han de hacerlo con unas expectativas realistas. Aunque hay millones de blogueros que han experimentado con un enfoque profesional, la mayoría no se han hecho ricos y lo único que han conseguido es un ingreso adicional.

Aunque algunos de los muchos blogueros viven de los blogs, y aunque haya otros que consigan con ello más dinero aún, la mayoría utilizan sus beneficios para sufragar Ia compra de accesorios o sus gastos de conexión a Internet.

 

Como en otros aspectos de la vida, han triunfado aquellos que se han demostrado perseverancia en este largo camino, mientras que otros han abandonado antes de empezar realmente.

El bloguero profesional no se hace rico de la noche a la mañana

La gente a veces se decepciona cuando les pedimos que nos digan quién se ha hecho rico al instante. Por desgracia para los impacientes, crear un blog que dé sus frutos lleva tiempo. Un bloguero profesional no se hace de la noche a la mañana, de igual modo que uno no se convierte en profesional del golf al instante. ¡Si todo fuera así de fácil! Aunque este paso conlleva la decisión de ganar dinero manteniendo blogs, esto es algo que hay que trabajar a lo largo del tiempo.

En efecto, se puede hacer mucho dinero con los blogs. Lea las historias que circulan por ahí de gente que han conseguido unas cantidades decentes con ello, se hará una idea de la ganancia potencial existente. No deje tampoco de leer e investigar el duro trabajo y la inversión que han dedicado aquellos blogueros que han creado un blog económicamente viable. Recuerde que por cada famosa historia de éxito que vea, habrá multitud de blogueros desconocidos que fracasaron en el intento. El número de personas que lucha para sacar sólo unos pocos centavos de sus blogs es muchísimo mayor que el de aquellos que aparecen en los titulares por obtener beneficios de cinco cifras al mes. Sin ánimos a desalentar pero se cree en la responsabilidad de ser realistas.

No existen varitas mágicas, trucos ocultos, ni secretos apretones de manos para proporcionarle el éxito inmediato, aunque sí lo puede obtener con tiempo, energía y determinación.